La constitución de la Sociedad Palentino - Leonesa de Minas

Existen referencias de que en la década de 1830 se llevó a cabo en el valle de Sabero cierta actividad minera por parte de una empresa británica, y que pocos años después, entre 1841 y 1847, tuvo lugar, en las proximidades de la ermita de San Blas, la instalación de los primeros altos hornos a la inglesa en España. “Hacia 1841 el palentino Miguel Iglesias Botias obtuvo la concesión de tres minas de hulla (Sabero, 1, 2 y 5) y constituyó la Sociedad Palentina de Minas, cuyo objeto sería la explotación de las minas de carbón y la fabricación de hierro a partir de los minerales de la mina “Imponderable”. En 1845, siendo insuficiente el capital, se amplió, a la vez que cambiaba su nombre por el Palentina-Leonesa de Minas.

 

Al mismo tiempo participaron en la sociedad el capitalista madrileño Santiago Alonso Cordero junto con su amigo Casiano de Prado, figura importante de la cultura española del siglo XIX. La Sociedad Palentina de minas inició sus trabajos hacia 1841 con una inicial explotación minera de carbón. En 1847 comenzó a fabricarse hierro en un alto horno de cok, y en 1860 se inauguraba el segundo para ya, de una forma intermitente, mantener su producción hasta el cierre definitivo de la fábrica de San Blas en 1862. La paralización de los hornos supuso también el práctico abandono de las minas de carbón y de hierro, cuyo periodo de mayor actividad fue el decenio de 1850-1860” (Quirós, 1971).

 

>> LAS MATERIAS PRIMAS

>> EL ALTO HORNO DE COK

>> TECNOLOGÍA Y PRODUCCIÓN

>> EL PROCESO DE PUDELADO EN HORNOS Y EL HIERRO DE FORJA O HIERRO DULCE

 

 

zoom JS 

Mina Sucesiva

zoom JS 

Mina de Hierro "La Imponderable"

zoom JS 

Imagen de la Ferreria en el Siglo XIX